jueves, mayo 10, 2007

Nieves Conde y el neorrealismo

Desde Surcos (1951), ya sabíamos que a José Antonio Nieves Conde no le agradaba demasiado el "neorrealismo", estilo cinematográfico por entonces de moda. En Los peces rojos (1955), encontramos éste diálogo memorable:

- (...) Neorrealismo, osea la vida la misma.

- ¿La vida misma? ¿Se refiere usted a exhibir lo podrido de las ciudad y de los hombres? Yo en esas peliculas solo he visto callejas y ropa tendidas y niños llenos de mocos.

- Eso, eso, ¡lo humano!

- ¡Lo humano es la fantasía!, lo otro, rascarse, comer y dormir entre estiertol lo hacen también los animales, las vacas, por ejemplo.